#CómoSalimosDeEsta

José Watanabe, entero

Ayer se estrenó "José Watanabe: El guardián del hielo", un nuevo documental sobre la vida del inolvidable poeta peruano. 

Publicado: 2014-04-26

Ayer, al cumplirse el séptimo aniversario de la muerte del poeta José Watanabe, se realizó el estreno mundial de José Watanabe: el guardián del hielo, un documental de Javier Corcuera (Sigo siendo, La espalda del mundo, Invisibles) producido por Rolando Toledo para LaMula Producciones.  

En este cortometraje (que puede verse completo en esta página), familiares y amigos de Watanabe celebran y rememoran su trayectoria tanto vital como creativa, trunca precisamente en el momento en que alcanzaba su mayor intensidad y su más amplio prestigio. Rememoran escenas de su infancia en Laredo, La Libertad (un escenario al que Watanabe retornó siempre en su poesía), así como su aprendizaje vital y artístico posterior, que incluyó una temporada en la Escuela de Bellas Artes de Trujillo, una larga militancia política y trabajos como guionista cinematográfico.

rolando toledo y javier corcuera presentan el cortometraje.

Watanabe, un poeta luminoso y esencial, es una de las figuras centrales de las letras peruanas de los últimos 40 años. Desde la publicación de su primer libro, Álbum de familia, hasta su muerte en 2007, mantuvo siempre el oficio de mirar con detenimiento, en detalle profundo, la realidad que lo circundaba, y el de expresar su visión en versos de una claridad diáfana y siempre sorprendente.

Luego del estreno en el Centro Cultural de la Universidad Católica, La Mula fue anfitriona de un conversatorio con tres personas que conocieron muy de cerca al poeta: el cineasta Francisco Adrianzén, la poeta Rosella di Paolo y el dibujante Carlos Tovar, “Carlín”. Ellos compartieron con la audiencia, compuesta por familiares, amigos y compañeros de ruta de José Watanabe, sus recuerdos del entrañable autor, anécdotas de su amistad, y la profunda pena por su temprana partida.  

Adrianzén recordó, entre otras cosas, su experiencia como compañero de militancia política con Watanabe, así como sus aventuras noctámbulas con el poeta, a quien describió como su hermano. "Wata tenía esa gran cualidad de transmitir una facilidad de comprensión hacia los demás, de bloquear cualquier tipo de barrera. Entonces era, en algunos casos, muy fácil relacionarse con él", dijo. "Creo que nuestra amistad estuvo siempre, no diría cimentada, siempre estuvo por así decirlo atravesada por esta suerte de simpatía que teníamos hacia los grupos de izquierda, los partidos de izquierda, contra la injusticia. Y digamos esa inquietud que teníamos como seres humanos de querer cambiar las cosas".

carlos tovar, rosella di paolo, francisco adrianzén

Di Paolo, por su parte, tuvo el privilegio de ser por muchos años la primera lectora de los manuscritos de Watanabe, pues el poeta se los traía para que los "corrigiera". "Siempre me ponía en las dedicatorias, gracias por corregir, y yo, ¿de qué? Ni siquiera una coma. Los poemas eran impecables. Entendí que era como un ritual, y ya. Yo era la correctora. Y por supuesto me quedaba de este tamaño de grande la cosa", dijo Di Paolo. La escritora lamentó también la temprana muerte de Watanabe, quien "estaba en un vuelo creativo increíble. Él que siempre había sido de publicaciones muy espaciadas, podían pasar muchos años entre libro y libro, de pronto tuvo muchos libros y muy buenos libros en un lapso de tiempo corto... era un momento en el que estaba desplegando todas sus alas, todo su potencial. Es como Ícaro, que de pronto cae".

Finalmente, Carlos Tovar, relató una serie de anécdotas sobre sus colaboraciones intermitentes con el poeta, destinadas a recordar a su auditorio su vinculación con las artes gráficas y la plástica, que fue intensa. A lo largo de los años, dijo Carlín, Watanabe fue una presencia amical y profesional en su vida, y concluyó sus rememoración de esta manera: "Hace un tiempo hubo un homenaje a Watanabe, estábamos sentados en un auditorio, y se hablaba como hoy de Watanabe, entonces empecé a sentir nuevamente su presencia y sentí una cosa muy extraña que no he vuelto a sentir, o sea, sentí como que lo tenía muy cerca, y que la realidad en la que estábamos, la escena, como en la que estamos ahora, era una cosa muy efímera. No puedo evitar... la frase que resultaría de clisé, pero la que mejor define, es lo de la insoportable levedad del ser, la que me vino como una sensación muy rara que no he vuelto a sentir".

la noche del estreno

También en La Mula:

Francisco Adrianzén: "Nos hace falta la luz de José Watanabe"

Rosella Di Paolo: "Cuando murió, estaba alzando un vuelo creativo increíble"

Carlos Tovar: "Aprendí de él toda mi vida"

Y más sobre José Watanabe, aquí.


Escrito por

La Mula #EnVivo

Todos los programas de La Mula #En Vivo


Publicado en

La Mula #EnVivo

Todos los programas de La Mula #En Vivo